CUENTA DE AHORRO INFANTIL

La Cuenta de Ahorro Infantil es un contrato de depósito de dinero a la vista celebrado entre la Entidad y el Socio o Cliente, apareciendo como beneficiario de la cuenta el menor de edad. La Cuenta tiene su término al alcanzar el cliente la mayoría de edad y con una total e inmediata disponibilidad de fondos por parte de sus titulares, a través de los medios de pago asociados a la misma.

  • Inducción a la responsabilidad en la administración del dinero de los menores.
  • Seguridad: Elimina la incomodidad y el riesgo de llevar dinero consigo o guardarlo en un lugar inapropiado.
  • Control: El titular puede conocer los abonos y débitos que se efectúen a través de la libreta, así como el saldo en cada momento.
  • Integración: Con la apertura de la cuenta, el representante legal pasa a formar parte integrante de los Socios y Clientes de la Entidad, con las ventajas de todo tipo que esto representa. Al alcanzar la mayoría de edad el menor puede formar parte de los Socios o Clientes de la Entidad.
  • Riqueza: Forma de generar un patrimonio futuro para los hijos, ya sea para un fin determinado o como seguridad ante el hábito de ahorro. Mejor rendimiento en comparación al de la banca comercial.

Canalizar el ahorro de los menores de edad mediante un depósito tradicional con una tasa preferencial para premiar ahorros pequeños de los menores.

  • DUI.
  • NIT.
  • Beneficiario.
  • Monto mínimo de apertura.
  • Ser Socio.